Una de las preguntas más repetidas y a la vez más complejas de abordar en un sólo post…  ¿Influye nuestra alimentación en la endometriosis?

La endometriosis es una trastorno en el que hay presencia de tejido endometriósico fuera de la cavidad uterina. Afecta a entre un 10-20% de mujeres en edad fértil y el diagnóstico a veces puede ser muy tardío. Es por eso que las profesionales insistimos mucho en que el dolor menstrual no es normal, aunque sea común, y que siempre hay que buscar la causa para intentar mejorar la calidad de vida. 

El otro día una de vosotras me preguntaba por privado en instagram si la alimentación que llevamos puede influir ya que hasta ahora los médicos le habían dicho que no, no importa como te alimentes, no mejorará ni empeorará tu sintomatología… ¿qué pensáis?

Por supuesto que una alimentación saludable junto con otros hábitos va a tener un impacto positivo en nuestra calidad de vida. En el caso de la endometriosis podremos influir en mejorar sus síntomas sabiendo que, hoy en día, no hay tratamiento para su cura y que en algunos casos será necesario también recurrir a otro tipo de tratamientos como fisioterapia, terapia hormonal o incluso cirugía.

Entonces ¿en qué podemos influir con nuestra alimentación?

  • Podemos intentar reducir la inflamación
  • Controlar los niveles de estrógenos (Hiperestrogenismo)
  • Reducir el estrés oxidativo

¿Qué nutrientes son interesantes consumir?*

  • Vitaminas A, C y E, magnesio, selenio, zinc, hierro que podemos encontrar en frutos rojos, cítricos, kiwi, pimientos, crucíferas, verduras de hoja verde, aguacates, remolacha, zanahoria, frutos secos y semillas, soja, legumbres, aceite de oliva virgen extra, cereales integrales, boniato, patata…
  • Omega 3 a través de nueces y semillas molidas de lino, chia, aceite de lino en crudo.
  • Alimentos prebióticos y probióticos.
  • Vitamina D a través de exposición solar diaria o suplementación si fuera necesario, a valorar por una profesional de la salud.
  • Evitar o reducir grasas trans, harinas y azúcares refinados, alcohol.
  • En principio no es necesario retirar el gluten si no hay sensibilidad o celiaquía.
  • Hay que tener en cuenta otros factores como la actividad física, la gestión de estrés y el descanso.

*Esto son RECOMENDACIONES GENERALES, siempre tenemos que individualizar en consulta cada caso valorando tu situación actual y sintomatología, no a todas las mujeres experimentas cambios positivos con recomendaciones generales y puede ser necesario realizar unas pautas más específicas.

Comparte con quien creas que puede interesarle:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Consulta online

¿Sufres endometriosis? ¿Quieres que te acompañe a mejorar tu calidad de vida? Puedes reservar tu cita directamente a través de este botón