microbiota ciclo menstrual

Microbiota y ciclo menstrual

¿Sabías que tu salud intestinal está conectada con tu salud hormonal?

A veces tendemos a tratar síntomas por separado sin tener en cuenta el contexto y que somos uno y todo lo que pasa en nuestro cuerpo está conectado. Y es que las alteraciones del ciclo menstrual suelen presentarse con disbiosis o desequilibrio intestinal pero ¿sabes por qué afecta la microbiota a nuestro ciclo menstrual?

Tenemos una microbiota especializada en el metabolismo de estrógenos (junto con el hígado), se llama estroboloma y se encarga de que haya equilibrio de estrógenos en nuestro organismo y esto es importante porque si nos encontramos ante una microbiota alterada este proceso puede no llevarse a cabo de manera eficiente lo que podría provocar un exceso de estrógenos que se puede traducir en sangrados abundantes, síndrome premenstrual, miomas…

¿Qué podemos hacer para cuidar de nuestra microbiota?

Alimentación saludable que incluya alimentos prebióticos y probióticos.

Gestión de estrés. Meditación, practicar gratitud, periodos de desconexión…

Descanso.

Prestar atención a los disruptores endocrinos y evitarlos en la medida de lo posible.

Movimiento. Evitar el sedentarismo, moverse al aire libre…

Como te decía, podemos incluir en nuestra alimentación alimentos prebióticos y probióticos, pero igual estás pensado: vale, muy bien y eso ¿qué es? ¿dónde los encuentro? Sigue leyendo que te lo cuento.

Alimentos probióticos y prebióticos

Los probióticos son los microorganismos vivos que viven en nuestra microbiota, mientras que los prebióticos son el alimento de esos microorganismos. ¿veis lo necesario que es prestar atención a los dos? Para mantener nuestra microbiota sana necesitamos llevar una alimentación saludable que incluya ambos.

¿Dónde encontramos probióticos? Yogurt, miso, chucrut, tempeh, kimchi, kombucha, kéfir

¿Y los prebióticos? Los prebióticos son fibras fermentables, mi favorita es la patata cocida que después dejaremos enfriar, de esta manera se creará el almidón resistente, un gran prebiótico. Otros ejemplos son cebolla, legumbres, espárragos…

¿Quieres aprender más sobre alimentación saludable para tu microbiota y ciclo menstrual? Puedes pedir cita para una primera consulta online donde podamos conocernos y pueda acompañarte en tu camino hacia una alimentación más saludable, a través de pautas totalmente personalizadas y adaptadas a tu contexto y posibles alteraciones hormonales.

A %d blogueros les gusta esto: